El grupo de intercambio de Finlandia se despide y espera a nuestros alumnos en mayo

Los integrantes del grupo de intercambio del instituto Karlevy Svenska de Kokkola (Finlandia) ya se encuentran de regreso a su país después de diez intensos días en Asturias. A primera hora de la mañana del jueves 18, los 16 alumnos y dos profesoras que componían la expedición emprendieron el viaje tras despedirse de los compañeros del Colegio San Fernando que estos días les han acogido en sus casas y con quienes han compartido moS1020001mentos inolvidables. Algunos de esos momentos se pudieron vivir en la última jornada del intercambio, el miércoles 17. El día comenzó con un desayuno que tuvo lugar en el Colegio y que estuvo compuesto por productos típicos españoles, entre los que no podía faltar el chocolate con churros y otras especialidades preparadas por los alumnos. Las actividades continuaron con diversas competiciones deportivas y clase en el aula antes del acto de  despedida, que tuvo lugar a las 13:30 horas en el salón de actos.

En esta despedida, los alumnos españoles participantes en el intercambio prepararon un Power Point de presentación acerca de Finlandia, con datos y fotografías de sus ciudades más importantes, historia, ciudadanos más relevantes, etc. A continuación, los sones de la gaita y del ‘Asturias patria querida’ levantaron los aplausos de los asistentes antes de que tuviera lugar la entrega de los premios creados por los propios alumnos a sus compañeros de intercambio más simpáticos, más guapos, mejores deportistas, etc. Fue uno de los momentos más distendidos de la mañana, en el que las risas se convirtieron en las protagonistas.

El acto de despedida continuó con las opiniones de los alumnos finlandeses acerca de su experiencia asturiana. Todos se mostraron muy contentos y satisfechos por lo vivido estos días junto a sus compañeros del San Fernando, que les devolverán la visita a partir del próximo 5 de mayo. Las profesoras del intercambio agradecieron al Colegio la acogida dispensada y resaltaron que la aventura continuará ahora en tierras finesas. La despedida culminó con el baile del waka-waka, que volvió a demostrar su eficacia para unir diferentes culturas.